EL DOCUMENTAL QUE ESTÁ CAMBIANDO EL MUNDO

Este es el documental THRIVE - PROSPERAR que muestra respuestas contrastadas e inquietantes sobre hechos que no nos permiten prosperar como especie dominante del planeta: estamos sufriendo un ecosistema parasitado y desequilibrado... Todos debemos conocer el problema para decidir como resolverlo. ¿La pastilla roja? ¿Quieres despertar para siempre de tu mundo y conocer la realidad?

jueves

41. El Pez Payaso en el acuario


Con la colaboración del experto Black Ocellaris
¿UN PEZ PREADAPTADO A LA CAUTIVIDAD?

El biotopo de arrecife es el hogar multicolor de los peces payaso

En alguna ocasión hemos hablado de especies animales que no pueden ni deben vivir en cautividad. Esta situación de privación de libertad los termina matando. En esta ocasión nos encontramos excepcionalmente con lo contrario:

Es muy difícil que un pez payaso se distancie más de 30 cm en su territorio

El pez payaso es un animal fascinante, de magníficas singularidades desde un punto de vista ecológico, que además ofrece grandes ventajas para ser cuidado en condiciones basadas en espacios cerrados. El reto está en proporcionar un hábitat verdaderamente cómodo, un completo ecosistema que represente su minúsculo paraíso. El pez payaso vivirá plenamente, una larga vida de hasta 13-15 años, en esta pequeña reproducción de su mundo exótico, cromáticamente azulado tapizado con manchas de colores brillantes, donde otras criaturas los acompañarán en su tránsito por la existencia bajo el control humano.

El pez payaso está preadaptado por sus condiciones naturales a la vida del acuario © Víctor F.Tovar

Por este y muchos otros motivos, vamos a sumergirnos en unos didácticos capítulos sobre el pez payaso: por la seducción de su magnífica belleza, por tratarse de un animal que acepta vivaracho la vida en cautiverio, y por sus requerimientos fáciles de abastecer para principiantes...

¿QUÉ ES UN PEZ PAYASO?

Anatomía interna del pez payaso

Los peces payaso son miembros de la familia de los peces doncella. El pez payaso se caracteriza por sus intensos colores: rojo, naranja o rosa, y blanco. Su origen lo podemos encontrar en los arrecifes de coral del Indopacífico. Su vida se desarrolla conjuntamente con las anémonas -teóricamente una especie depredadora-, de la que obtiene una protección frente a posibles depredadores. A cambio, el pez payaso ofrece la posibilidad de ingerir las sustancias perjudiciales para la anémona.

Anémona y pez payaso, un binomio inseparable en la naturaleza

Fácil de obtener, es un pez de mantenimiento sencillo. Por ello, todas sus variedades constituyen una buena opción para acuarios. Se trata de una especie carnívora, de sencilla alimentación en cautividad, que necesita un ligero aporte vegetal en su dieta. En su medio natural los peces payaso persiguen y atrapan a sus pequeñas presas.

El hábitat de los peces payaso se concentra en los arrecifes del Indo Pacífico

El pez payaso es nativo de una amplia variedad de aguas cálidas en el Océano Pacifico, por lo general no se suele encontrar ninguno en el Océano Atlántico (caso excepcional es el Caribe). Los peces payasos viven una comunión mutua con las anémonas de mar, o en algunos casos también pueden convivir con corales. Una vez este pez se ha instalado en una anémona o coral, lo defiende enérgicamente.
.
Sin embargo, los peces payasos pueden vivir bien sin una anémona en un acuario, ya que estas son difíciles de mantener en cautividad. Además, en honor a la verdad, en un acuario que carece de predadores no es necesaria. La anémona tiene un papel importante para el pez payaso solo en su hábitat natural, ya que la vida en los arrecifes es peligrosa para peces pequeños, con colores llamativos y poca habilidad para nadar. Por esta razón los peces payasos nunca se alejan mucho de su vivienda. Incluso en un acuario, donde no tienen que buscar comida, es muy común que permanezcan entre 15 o 30 centímetros de su casa durante toda su vida.

Los peces payaso viven placidamente en acuarios bien acondicionados

El fracaso de la anémonas en acuarios es enorme. Tener un celentéreo es una decisión que comporta extremar los cuidados del acuario. Las anémonas son organismos vivos que se han visto asediadas por la explotación a causa de su demanda en comercios. Cada cual es muy libre de tomar aquellas decisiones que mejor le convengan, pero en defensa de las anémonas, informamos que están desapareciendo a gran velocidad de su entorno natural. Si sabemos que no tenemos los suficientes conocimientos o las mejores condiciones para su manutención es preferible esperar hasta estar realmente convencidos o preparados.

Las anémonas son criaturas exigentes para mantenerlas en cautividad

El pez payaso y el pez doncella son las únicas clases de peces que pueden sobrevivir a las potentes picaduras de una anémona. Hay varias teorías de como lo logran.
.
La primera teoría, es que la capa de légamo del pez tiene una base de azúcar en vez de proteínas, de esa manera las anémonas no reconocer al pez como comida y no liberan su nemastocito.
.
La segunda teoría, es que la cubierta mucosa del pez imita a la de la anémona. Esta teoría se ha visto reforzada por el hecho de que el pez tarda varios días en adaptarse a una nueva especie de anémona. Pero cuando el pez se muda a otra anémona de la misma especie no hay periodo de adaptación.
.
La tercera teoría, sostiene que los movimientos únicos diferentes a los de otros peces hacen saber a la anémona que no son comida. Esta teoría se ve reforzada por el hecho de que los peces payasos jóvenes no pueden sobrevivir mucho tiempo sin la protección de una anémona, y aunque no tienen una cubierta que los proteja, buscan refugio inmediatamente en una anémona compatible y no reciben ninguna picadura.

Los peces payaso son inmunes a la anémona anfitriona

No todas las anémonas son buenos hogares para los peces payasos, algunas los pican y se los comen. También hay especies particulares de peces payasos que solo pueden utilizar una especie concreta de anémonas. En cautiverio, algunas especies de peces payasos se adaptan a otras especies de anémonas, pero no muchos.
.
LA RESPONSABILIDAD DE MANTENER PECES PAYASO

Estos acuarios marinos son auténticos pedazos vivos de arrecife © avilamillar

Precisamente en acuariofília se han producido grandes avances que han facilitado mucho un concepto realmente natural, de creación de acuarios de arrecife. La propuesta es crear pequeños atolones de roca viva, activa como filtro biológico, para sustentar organismos marinos. Para aquellos que empiezan, deben buscar especies fáciles, y para los que ya tienen experiencia pueden aventurarse con otras que resulten interesantes pero a la vez más exigentes. De todos modos, no hace falta buscar complicaciones pues con lo sencillo ya podemos concebir un espacio espectacular y de gran colorido.

Piscifactoría de cría de peces payaso © Orafarm

Estos avances en acuariofília marina han permitido la gran ventaja de que los peces payaso procedan en abundancia de criaderos y no de la naturaleza. Es posible que haya que buscarlos en distintas tiendas, pero se terminan encontrando con facilidad. Debemos fomentar una acuariofília responsable, y debemos ser conscientes de comprar peces de criaderos, para evitar la explotación indiscriminada de su captura motivada por modas, en concreto, desde la producción de Walt Disney, Buscando a Nemo. Los animales no son juguetes (en esta fantástica película se decía “los peces no son comida”, nosotros decimos “los peces no son juguetes”). Aunque la acuariofília marina es más sencilla que unos años atrás, requiere como toda afición de un esmero y un tiempo dedicado para atenciones. Pero en esta ocasión tratamos con seres vivos.

En la película, Buscando a Nemo se plantea la situación de que un pez pueda caer en manos totalmente inadecuadas © Walt Disney

Debemos exigir especies de criadero, más económicas, que no son portadoras de enfermedades (como podría suceder con los nacidos en libertad), mejor adaptadas a la espera de un verdadero hogar y provenientes de manos expertas que han velado por ellas desde la eclosión de los huevos, pues muy al contrario de lo que sucede en la naturaleza, han permitido que sobrevivan el 100% de los nacimientos.

Si la demanda pide peces de piscifactoría se ayuda a que no exista un impacto medio ambiental en los arrecifes coralinos de la naturaleza © Orafarm

Nos vamos a centrar en las especies que se reproducen en criadero, aunque existen otras que no hemos incluido por ser susceptibles de haber sido capturadas en la naturaleza (para ser rigurosos, también es posible que se haya conseguido reproducir alguna otra especie, pero hablamos de las que certificamos podemos encontrar en comercios):

Pez payaso (Amphiprion ocellaris)

Imagen de la especie Amphiprion ocellaris y su origen geográfico

Características: Es la especie más popular. Es fácil de criar en cautividad y puede encontrase en prácticamente todos los comercios de acuariofília marina. Esta especie concreta será objeto de un análisis más profundo en nuestro cuaderno.

Amphiprion ocellaris

Anémona compatible: Puede acoger la Heteractis magnifica, la Sticodactyla gigantea, la Stichodactyla mertensis y acepta bien la Entacmea quadricolor (muy recurrida por expertos).

Pez payaso común (Amphiprion akallopisos)

Imagen de la especie Amphiprion akallopisos y su origen geográfico

Características: Aunque no se trata de una especie agresiva y tolera a compañeros rivales en el acuario, se aconseja no tener a otros peces mezclados con esta especie.

Amphiprion akallopisos

Anémonas compatibles: Heteractis magnífica y Stichodactyla mertensis.

Pez payaso de Clark (Amphiprion clarkii)

Imagen de la especie Amphiprion clarkii y su origen geográfico

Características: Se trata de una especie muy resistente y fácil de encontrar. En el momento que alcanzan la madurez (con un tamaño aproximado de 7,5 cm) forma pareja y se vuelve agresivo con sus otros compañeros. Los expertos hablan de la gran fertibilidad de esta especie pues a menudo alcanzan a tener más de 1000 crías.

Amphiprion clarkii

Anémonas compatibles: acepta de buen grado cualquier anémona.

Pez payaso de fuego (Amphiprion ephippium)

Imagen de la especie Amphiprion ephippium y su origen geográfico

Características: Estamos ante la única especie que no tiene franjas blancas en su forma adulta (cuando son jóvenes tienen 3).

Amphiprion ephippium

Anémona compatible: su relación es casi apasionada por la Entacmea quadricolor.

Pez payaso de banda blanca (Amphiprion frenatus)

Imagen de la especie Amphiprion frenatus y su origen geográfico

Características: Se aconseja tener uno o dos ejemplares ya que las parejas adultas atacan a los otros huéspedes del tanque. Se trata de una especie de fácil reproducción al alcance de principiantes.

Amphiprion frenatus

Anémona compatible: Le gusta la Entacmea quadricolor y la Macrodactyla doreensis.

Pez payaso de aletas rojas (Amphiprion melanopus)

Imagen de la especie Amphiprion melanopus y su origen geográfico

Características: Como sucede con otras especies, se puede mantener en grupo hasta que alcanza la madurez. Existen dos variaciones surgidas de la cautividad, una con franjas blancas y otra con franjas azul claro. De criadero también procedens ejemplares con aletas de un color rojo vivo.

Amphiprion melanopus

Anémona compatible: Su anfitriona ideal es la Entacmea quadricolor.

Pez payaso de banda negra (Amphiprion percula)

Imagen de la especie Amphiprion percula

Características: Es fácil de confundir con el ocellaris, pues tiene exactamente el mismo comportamiento y casi coincide en el aspecto. Visualmente se diferencia por tener las bandas blancas bordeadas de negro. Es posible que estemos ante la primera variedad desarrollada en cautividad para el mercado de acuarios.

Amphiprion percula

Anémona compatible: Igual que el ocellaris.

Pez payaso ribeteado (Amphiprion perideraion)

Imagen de la especie Amphiprion perideraion y su origen geográfico

Características: Estamos ante una especie no agresiva. Cuando cría se comporta igualmente pacífica ante otros huéspedes del acuario.

Amphiprion perideraion

Anémona compatible: Aunque en la naturaleza busca anfitrionas como la Heteractis magnífica, Macrodactyla doreensis y Stichodactyla gigantea, en un acuario se une bien a la Macrodactyla.

Hasta ahora hemos enumerado especies de peces payaso que son relativamente sencillas de encontrar en comercios y que proceden de la cría en cautividad.

Otras especies de peces payaso, pero que son susceptibles de ser capturadas en libertad (con la explotación que conlleva) y normalmente más difíciles de hallar son:

Pez payaso de boca amarilla (Amphiprion akindynos), pez payaso de Allard (A. llardi), pez payaso del Mar Rojo (A. bicinctus), pez payaso de las Islas Chagos (A. chagonensis), pez payaso de vientre amarillo (A. chrysogaster), pez payaso de cola amarilla (A. chrysopterus), pez payaso de las Islas Seychelles (A. fuscocaudatus), pez payaso de franjas anchas (A. latezonatus), pez payaso de cabeza blanca (A. leukokranos), pez payaso de McCulloch (A. mccullochi), pez payaso de pies negros (también de las Maldivas) (A. nigripies), pez payaso de Omán (A. omanensis), pez payaso ensillado (A. polymnus), pez payaso de vientre rojo (A. rubrocinctus), pez payaso de lomo blanco (A. sandaracinos), pez payaso de Seba (A. sebae), pez payaso de Thielle (A. thiellei) y el pez payaso de tres bandas (A. tricinctus).

Anphiprion akindynos

Amphiprion allardi

Amphiprion polymnus

Amphiprion bicinctus

Amphiprion mccullonsi

Amphiprion fuscocaudatus

Por otro lado, si deseamos reproducir nosotros mismos peces payaso es una buena idea. Los peces payaso son prácticamente adecuados para el aficionado que está empezando con los biotopos de acuarios de arrecife.

LA VIDA ÍNTIMA DE LOS PECES PAYASO

El pez payaso a pesar de su popularidad tiene conductas increíbles y muy desconocidas para el gran público

En una propuesta educativa y de investigación vamos a analizar como reproducir un mundo de arrecife en una caja de cristal. Debemos tener en cuenta que estamos tratando con un ecosistema en peligro de extinción. Las zooxantelas son las criaturas fotosintéticas que conviven con los corales y otros organismos marinos. Se sabe que la temperatura de las zonas coralinas tiene un mínimo de 18 ºC (siendo la normal los 23-25 ºC) y que si llega a los 29 ºC, las zooxantelas abandonan los corales que se blanquean y mueren. Por esta razón mantener un acuario de arrecife es mucho más que tener una “pecera”. La conclusión es que reproducir en cautividad este ecosistema puede conducir a preservarlo y más bajo la sombra amenazadora de un cambio climático a nivel mundial.

Los peces payaso y las anémona son verdaderos candidatos a representar el biotopo coralino. Primero vamos a conocer la vida en la naturaleza libre de nuestro animalito de estudio.

Su evolución los ha determinado a vivir asociados con otro organismo, las anémonas marinas. Ambas especies, bien distintas, se ayudan mutuamente en un acto simbiótico. El pez se protege bajo los tentáculos urticantes de la anémona y ésta es liberada de toda clase de incómodos parásitos y de sustancias que la podrían matar.

En el momento de la reproducción, la anémona también es parte importante, pues los peces payaso ponen sus huevos en una superficie sólida cerca de ella.

En este punto destacar que en cautividad, si deseamos mantener una anémona, ésta representa más dificultades que los propios peces payaso (alimentación, luz y parámetros del agua). Por este motivo, se debe entender que la idea adquirir una anémona no debe tomarse a la ligera. Más adelante hablaremos de las anémonas y sus requerimientos. Si nuestra idea es propiciar la reproducción de peces, precisamente podemos prescindir de una anémona, pues hay otros métodos más sencillos para ello.

Cuando nacen, todos los peces payaso son machos

El pez payaso es un protandrous hermafrodita, esto quiere decir que su sexo se determina según su entorno y madurez. Cuando nacen, todos los peces payaso son machos. Una vez han eclosionado los huevos, las larvas viven camufladas entre el plancton. En este momento se alimentan de otros pequeños organismos. Superada esta fase, después de la metamorfosis, los jóvenes peces payaso tienen como misión la localización y unión a una familia ya establecida de su propia especie ocupante de una anémona anfitriona. Lo interesante es que el macho residente no aceptará y alejará a aquellos que no sean de su agrado. Aún no siendo adoptado, estos recién llegados de menos de 2,5 cms es muy posible que nunca lleguen a ejercer su papel reproductor en la vida.

La pareja residente está definida por una hembra de mayor tamaño y un macho proporcionalmente más pequeño. De todos modos, el macho residente siempre tendrá mayor envergadura que los machos jóvenes que forman parte del clan.

Viviendo en grupo, cuando muere la única hembra, el macho ocupa su lugar transformándose en hembra. Otro macho pasa al lugar del recién transformado.

La naturaleza ha creado esta asociación en clanes como método de supervivencia de la especie. En el caso de la muerte prematura de la hembra, su compañero de reproducción automáticamente ocupa su lugar y se transforma en una hembra completamente funcional. En ese momento, uno de los jóvenes machos del clan ocupa el lugar del antiguo macho ahora convertido en hembra. Esto sucede siempre con la misma anémona como escenario en un largo periodo de tiempo que supera más de 10 años.

PEZ PAYASO EN ACUARIO

La recomendación de los expertos es mantener simplemente una pareja de peces payaso en un acuario, pues es más fácil equilibrar los parámetros del agua. La idea es acompañarlos de otras criaturas invertebradas

Las ventajas que ofrece el mantenimiento de peces payaso:

1. Según los expertos, se trata del pez más adecuado para el aficionado que empieza en acuariofília marina. Soportan desequilibrios en las condiciones del agua mejor que otras especies, lo cual significa que cualquier error de principiante no tendrá secuelas dramáticas (hecho que no sucede con las anémonas).

2. Se trata de un pez de tamaño relativamente pequeño, con lo que puede ocupar tanques pequeños (recordamos que en la naturaleza se mueven poco más 30 cm de distancia).
3. Con buenas atenciones y cuidados correctos este pez puede llegar a vivir 15 años.
4. Se trata de unos peces de llamativas manchas de colores, simpáticos con su manera de nadar y de unas conductas muy interesantes para observadores de todas las edades.

© FUNES

5. Con organismos marinos fáciles podemos recrear un perfecto hábitat del tipo biótopo arrecife lleno de vida invertebrada y matices de colores. La roca (viva) a parte de funcionar como acomodo de dichos seres vivos, también ejerce como potente filtro biológico.
6. Si somos capaces de responsabilizarnos seriamente por mantener una anémona (por un lado son muy exigentes y por otro no son necesarias), podremos vivir de cerca una de las asociaciones simbióticas más espectaculares de nuestro mundo.
7. No es aconsejable adquirir un ejemplar capturado en libertad. Es muy probable que sea portador de alguna enfermedad o parásito. Por esta razón deberemos tomar precauciones para asegurarnos de que esta sano.

8. Los ejemplares criados en cautividad se adaptan mejor al acuario y presentan siempre menos problemas. Así lo debemos exigir en los comercios.
9. En acuarios, los peces payasos jóvenes de unos pocos meses de edad pueden hacer el cambio de joven a macho y de macho a hembra en el periodo de un mes. Por eso, buscar parejas de peces payasos puede ser un poco complicado. Si por error se escogen dos hembras, estas tenderán a pelearse. Cuando se elige la pareja correcta, el macho se mostrara sumiso en su comportamiento. Normalmente este comportamiento se debe a que la hembra se muestra agresiva con el macho.

10. Cuantas más personas decidan reproducir correctamente ecosistemas de arrecife coralino bajo la perspectiva de la responsabilidad, estaremos preservando artificialmente en nuestros hogares un biotopo en situación de grave peligro de extinción.

No es casualidad que en las últimas décadas hayan aumentado notablemente acuariófilos especializados en arrecifes. Muchos se bastan con cuidar una pareja de peces payaso, para disfrutar de un trocito de ecosistema marino en su hogar.

Los peces payaso, bajo unas buenas condiciones en el agua y unos cuidados concretos, pueden vivir en acuarios de pequeño tamaño que alcancen poco más de 50 litros. De todos modos, a favor de una existencia con calidad deberíamos proporcionarles acuarios de un mínimo de 100 litros (que en realidad no son tan grandes) en donde podemos vivir la experiencia de su reproducción. Nosotros propondremos paso a paso la creación de una acuario de esta capacidad para peces payaso, con la intención de que puedan criar.


Para aquellos que quieran mantener un clan deberán disponer de acuarios mucho más grandes (a partir de 280 litros).

NOTA: En los próximos capítulos ofreceremos información sobre el funcionamiento básico de un acuario marino, aplicado a un ecosistema de arrecife para peces payaso. Hablaremos de las mejores condiciones para su mantenimiento, la alimentación más adecuada, la cría, etc. También trataremos otros temas relacionados, como las anémonas y otros compañeros de acuario compatibles.

Vamos a crear un acuario para peces payaso paso a paso

Hemos de agradecer especialmente la colaboración del CAM (Club de Acuarios Marinos) en esta serie de capítulos. También deseamos hacer una mención especial a Víctor F.Tovar, que no solamente es experto en acuariofília (de demostrada capacidad pues es un apreciado moderador del foro Todomarino), sino un excelente fotógrafo de la vida marina. Nuestro agradecimiento y reconocimiento por su meritório trabajo.

8 comentarios:

Óscar Pereiro dijo...

No me lo pierdo!!

Tengo un pez payaso en uno de mis acuarios... fue un paciente que se quiso deshacer de él.. sólo sale cuando cree que está solo.. le gusta estar escondido.. supongo que será porque es un pez de cardumen... mañana leeré el artículo y si el problema es ese quizá le ponga algún compañero..

Catx dijo...

un post genial, repleto de información y que me ha enganchado desde el primer momento. Un saludo!

kilior dijo...

Hola, muy interesante el articulo!.

Tambien lei tu articulo sobre medusas en cautividad y se me antojo la idea de tener un nanotanque con una Turritopsis nutricola pero mo temgo ni puñetera idea de como hacerlo.

Mas que como adorno la idea es ver cuanto tiempo puede mantenerse viva, y examinar su ciclo, dado que se sabe que el especimen no morira por vejez, y que es bastante adaptable a los parametros del agua, no deberia morir a menos que la mate por error.

Saludos, muy buen blog.

Anónimo dijo...

interesante articulo, ya e leido unos cuantos y la verdad es que son muy burnos y bien ilustrados sigue asi.

saludos.

fays dijo...

Esta fregon tu blog te felicito, acabo de adquirir un payaso ocellaris y este articulo me sirve mucho de referencia, asi como el de los gambarios y los leds

p.d. deberias hacer un apartado sobre los bettas

ocelariseco dijo...

muy bueno el post.yo me stoy iniciando con una pareja de ocelaris y me alludara mucho la publicacion.saludos

Anónimo dijo...

Ya salio la nueva nota? Me interesa muchisimo, no me podrias escribir a nedved_pablo@hotmail.com a penas la exibas en la pagina por favor. Muchisimas Gracias!!

lionna dijo...

Me gusta lo que he leido. Yo compre un pez payaso de rayas negras y cola naranja hace 4 dias y esta mañana murio no se porque? Con lo que me gusts. Alguien me puede decir porque? Convivia con un pez bala. Quiero comprar otro pero tengo miedo que me muere otra vez.