EL DOCUMENTAL QUE ESTÁ CAMBIANDO EL MUNDO

Este es el documental THRIVE - PROSPERAR que muestra respuestas contrastadas e inquietantes sobre hechos que no nos permiten prosperar como especie dominante del planeta: estamos sufriendo un ecosistema parasitado y desequilibrado... Todos debemos conocer el problema para decidir como resolverlo. ¿La pastilla roja? ¿Quieres despertar para siempre de tu mundo y conocer la realidad?

miércoles

39. ¿Eco Sistemas Ecológicos Cerrados?


S.E.C. SISTEMAS ECOLÓGICOS CERRADOS


¿Un mundito independiente y bonito? ¿¿No suena a cuento para niños??? ¡El reto es apasionante!

En el capítulo 5 (Reproducir ecosistemas) comentamos un poco sobre estos ecosistemas relacionados con la visión del Perpetuum movile que tenía Leonardo da Vinci: una máquina independiente autopropulsada eternamente. Un ecosistema cerrado supone un verdadero reto de equilibrios biológicos y químicos, acompañados por algún tipo de fuente energética que los active. Todo este equilibrio debe sustentarse aislado, permitiendo que la vida allí contenida prospere de manera sostenible y sana.

Dos propuestas de mundos cerrados

En Wikipedia, la enciclopedia libre de Internet define así lo que es un Sistema Ecológico Cerrado:

Los sistemas ecológicos cerrados (SEC) son los ecosistemas que no intercambian la materia por cualquier parte fuera del sistema. Aunque la tierra en sí cabe claramente en esta definición, el término se utiliza más a menudo para describir ecosistemas artificiales mucho más pequeños. Tales sistemas interesan y pueden potencialmente servir como sistema de ayuda de vida durante vuelos espaciales, en las estaciones espaciales o en submarinos.
.

En realidad no es un sistema totalmente cerrado, pues la energía (especialmente luz y calor) puede incorporar y dejar el sistema.

Las ecosferas de gran tamaño pueden mantener vida durante varias décadas

En un sistema ecológico cerrado, cualquier residuo producido por una especie debe ser utilizado por lo menos por otra especie. Si el propósito es mantener una forma de vida más alta, por ejemplo un ratón o un ser humano, residuos tales como dióxido de carbono, las heces y la orina se deben convertir eventualmente en el oxígeno, alimento y agua.

Tal vez en la actualidad se está descubriendo un nuevo concepto de ecosistema independiente asistido por la tecnología: zooténia ©PASCO

Un sistema ecológico cerrado debe contener por lo menos un organismo autótrofo (que produce su propio alimento como las plantas o algunas bacterias). Mientras que los organismos quimiotrofos (que obtiene su energía metabolizando los desechos de otros organismos) y fotoautótrofos (que obtiene energía de la luz) son plausibles, casi todos los sistemas ecológicos cerrados hasta la fecha se basan en un fotoautótrofo tal como algas verdes.

Precisamente las algas dan un aspecto de abandono a las propuestas de ecosistemas cerrados © Experimento Jose M. Avilar

¿CREAR ARTIFICIALMENTE UN ECOSISTEMA CERRADO?

Este es un tema que apasiona a muchísima gente. ¿Se puede crear artificialmente un ecosistema cerrado autosuficiente y sostenible?

El aspecto estético de esta propuesta de ecosistema cerrado es poco atractivo, pero en su interior se ha generado un micromundo

Hay muchas respuestas a esta pregunta en Internet, y en cada vez más literatura ecológica y biológica. En foros especializados hay personas que afirman haber conseguido un acuario o terrario que se ha mantenido solo. Pero siempre durante un espacio de tiempo determinado, variable en cada experiencia. En el párrafo anterior explica que “en realidad no es un sistema totalmente cerrado, pues la energía (especialmente luz y calor) pueden incorporar y dejar el sistema”.

Finalmente, un ecosistema cerrado termina cuando se ha producido su desequilibrio bioquímico

Cuanto más pequeño (dimensiones microscópicas) es un espacio dedicado para desarrollar un ecosistema, es más fácil conseguirlo. Las necesidades de la vida son más adaptables a nivel microscópico pues requieren menos consumo de energía. Existen verdaderos micromundos que no podemos conocer si no es través de un microscopio.

En una gota de agua puede existir un micromundo de vida microscópica, representada por bacterias y microbios

También conocemos que podemos “mantener” espacios ecológicos abiertos en grandes dimensiones. Cuanta más grande es la extensión de un espacio para mantener vida, también incrementa la capacidad de adaptabilidad de las especies que la ocupen. Y también se incrementa la facilidad de obtención de energía (accesibilidad a fuentes renovables y sostenibles como los rayos solares, viento, agua, etc.).

Diseños esféricos para un invernadero que busca ser autosostenible

El interior de un espacio acondicionado para que se desarrolle la naturaleza. Son ecosistemas que buscan evolucionar sólos. Aquí tratamos este tema con Biosfera2 y Eden.

El escritor y científico Isaac Asimov, decía:

Si hacemos una metáfora entre un ecositema y una silla, ambos se mantienen en un perfecto equilibrio, la silla por estar fija con sus cuatros patas en el suelo por su propio peso. Pero cuando vamos a analizar un ecosistema cerrado, es igual que analizar una silla que ha conseguido el equilibrio completo levantada sobre una sola pata.

Si queremos crear algo aproximado a un ecosistema cerrado e independiente, en el símil de la silla, tendremos que sujetarla para que esté alzada en una sola pata, de otra manera siempre se balanceará hacia un lado, y es posible que durante unos segundos se pueda mantener en el aire... pero siempre terminará desequilibrándose.

Efectivamente podemos crear un ecosistema cerrado, pero hemos de asistirlo antes o después para restablecer el equilibrio.

La representación de una reserva natural en el futuro o ¿todo nuestro mundo? ©


DEFINICIÓN DE ECOSISTEMA CERRADO

Como deseamos ofrecer una imagen rigurosa y objetiva, intentamos aprender con la mejor información contrastada por fuentes serias. Transcribimos una definición muy explicativa sobre ecosistemas cerrados, publicada por la revista chilena Inteligencia Artificial. En este caso nosotros hemos querido ilustrarlo visualmente con dibujos gráficos para que sea más fácil su explicación.

© José Antonio Cabello


Publicado: e-magazine Inteligencia Artificial
Ilustrado: José Antonio Cabello

Vamos a preparar la receta de un ecosistema cerrado


1. Un ecosistema cerrado es un ecosistema construido por el hombre donde no puede existir intercambio de materia con el exterior.

Bien, hemos introducido materia....

2. Los seres vivos de un ecosistema cerrado se pueden dividir en 3 grupos: los productores, los consumidores y los descomponedores.

Preparamos un contenedor especialmente diseñado para estar herméticamente cerrado

3. Todo ecosistema cerrado debe contener al menos una especie de organismo autótrofo.

4. La mayoría de los ecosistemas cerrados utilizan organismos fototrópicos como el alga verde.

En nuestro caso, vamos a ayudarnos con biotecnología (zootécnia). Estos dispositivos son vitales para equilibrar los parámetros del interior, reciclando los residuos en oxígeno, agua y alimentos


5. Si el propósito del ecosistema cerrado es mantener formas de vida elevadas como un ratón o un ser humano, es necesario que las heces, la orina y el dióxido de carbono sean convertidos en alimento, agua y oxigeno.

...Y aquí tenemos a la criatura autótrofa, la pieza vital del ecosistema cerrado

6. Los microecosistemas son ecosistemas que miden tan solo unas micras; propios de bacterias y otros seres vivos microscópicos. Como solo se pueden ver al microscopio, no son interesantes para uso lúdico ni decorativo, pero si pueden ayudarnos a comprender como construir mejores miniecosistemas cerrados.

Bajo luz LED, nuestro ecosistema completo, equilibrado y cerrado se desarrolla a la perfección © José Antonio Cabello


EJEMPLOS DE ECOSISTEMAS CERRADOS

Existen varias propuestas que se denominan Ecosistemas Cerrados:

Botella: Introducimos en una botella de plastico transparente de 1,5 litros, un poco de barro del fondo de un arroyo, agua, pulgas de agua (Daphnia pulex) y algas (Riccia).

Cerrando la botella y dejándola al sol, las pulgas de agua duran mas de 3 años. Cuanto mas grande sea la botella, mas años duran las pulgas de agua.

La Daphnia, animal interesante pues ayuda a purificar el agua, pero pequeño para la vista humana

Ecoesfera: Es una bola de cristal que contiene camarones, agua de mar filtrada, algas, bacterias, gorgonia y gravilla.

El origen de las Ecosferas se remonta varias décadas atrás, cuando fueron desarrolladas por los científicos Joe Hanson y Claire Folsome.



La ecosfera almacena energía luminosa transformada bioquímicamente. La luz, junto con el dióxido de carbono del agua, permite que las algas produzcan oxígeno.

Los camarones respiran el oxígeno del agua y se nutren de las algas y las bacterias. Las bacterias transforman los deshechos animales en nutrientes para las algas. Las algas y las bacterias también producen dióxido de carbono que utilizan las algas para producir oxígeno.


La temperatura también afecta la salud de la ecosfera. Mantener una temperatura constante aumentará la viabilidad.

Dicen que en una esfera de 21 cm los camarones sobreviven activamente y se reproducen durante mas de 6 años.

Acuario cerrado: Es un ecosistema no natural donde se trata de mantener especies acuáticas el mayor tiempo posible y que puedan interactuar en equilibrio. Mucha gente intenta que sus acuarios necesiten el mínimo mantenimiento posible. Algunos afirman haber conseguido mantener cerrado un acuario durante años, sin filtrar el agua con maquinas ni aportar ningún nutriente.

Un acuario que propone la mayor independencia de su ecosistema, creación de © Pako_84

Hay acuarios de varios tipos: de agua dulce fría, caliente y de agua salada. Los seres vivos que utilizan son algas, bacterias, larvas de mosquito, camarones, cangrejos, invertebrados e incluso peces.

La vida fluye brillante en los pequeños ecosistemas diseñados por © jose

La Acuaponia es otra solución autosostenible para mantener ecosistemas en un equilibrio prácticamente cerrado. Desde aquí, recomendamos visitar las investigaciones de osmaroi, de las que no nos perdemos sus progresos. Está publicado en el WEB El Rinconet © osmaroi

Terrario cerrado: Se trata de un tipo de cultivo que no requiere cuidados. La única tarea que se realiza es el proceso de introducción de los ejemplares en el interior del terrario. En los terrarios cerrados se suele cultivar plantas amantes de la humedad y con poca necesidad de iluminación solar. Un terrario cerrado no es bueno para los ejemplares crasos, las plantas de flor o las de crecimiento rápido.


Pero la definición ecosfera no siempre se entiende como un espacio, ya sea esférico o de otra forma posible gracias a la manufactura humana. Ecosfera también se entiende como nuestro planeta, que transporta en su interior la gran masa de biodiversidad mundial (la Vida).


Transcribimos, por su alto valor divulgativo, un fragmento del libro ECOLOGÍA escrito por Julián Monje y Rafael Chaves publicado por la Editorial Universidad de Costa Rica se detalla (fragmento):

ECOSFERA LA NAVE ESPACIAL TIERRA

Pag. 113. 4.

La ecosfera es el conjunto total de elementos abióticos y bióticos del mundo. En otras palabras, la ecosfera es la región constituida por la capa externa del planeta Tierra, con los océanos y los biomas que contiene. Para comprender mejor, imaginemos que somos astronautas. (...)

Por otro lado exponen:

(...) La Tierra es como una gran nave espacial, sin la cual moriríamos. Los ecólogos estudian similes de ella en frascos cerrados y submarinos, donde asi todo se recicla, pero sin la estabilidad de un ecosistema natural.


LA TECNOLOGÍA EN ECOSISTEMAS CERRADOS

Publicado: el Mundo
Como le ocurrió a Carl Sagan en 1986, tengo un mundo que ha llegado en una caja de cartón con la etiqueta de 'muy frágil'. Es un huevo de cristal, herméticamente cerrado, donde viven unas algas, bacterias y cuatro camarones. Un mundo científicamente perfecto donde la luz ha permitido surgir la vida. Es una ecoesfera, un completo ecosistema que, tratado con cuidado, podré ver crecer durante los próximos cuatro o cinco años.

Las ecoesferas son producto de una investigación desarrollada por el Laboratorio Aeroespacial de la NASA, que buscaba formas de transportar, en un futuro, ecosistemas a planetas lejanos como Marte. El objetivo final del proyecto de la agencia espacial es conseguir instalar sistemas cerrados que permitan cubrir las necesidades de agua, aire y alimentos de los astronautas que aterricen en un planeta, para que puedan vivir en una especie de 'ecoesferas' de tamaño gigante. Para la NASA, la ecosfera es como un planeta Tierra a pequeña escala, y los camarones, la especie humana.
(...)


Así que fruto de años de investigaciones de la NASA nacieron las ecosferas, unos pequeños ecosistemas en equilibrio encapsulados en esferas de cristal con un poco de agua. Allí viven camarones rojos, algas y microorganismos activos en unos decilitros de agua marina filtrada. Siguiendo todos los ciudados, pueden vivir entre dos y cinco años, aunque se han dado casos de algunas esferas que siguen en perfecto funcionamiento diez, y hasta 18 años después de su 'nacimiento'.
.
(artículo completo publicado en el Mundo)
.
¿QUÉ ES UNA ECOSFERA?

Carl Sagan escribió un pequeño cuento muy didáctico sobre los ecosistemas cerrados que tituló de manera divertida: El Mundo que me llegó por correo

Carl Sagan (capítulo 37. Exo ecosistemas: Vida en el Universo), popular científico de la Nasa, escribió en 1986, en la revista Parade Magazín by Carl Sagan, una carta realmente interesante de la que transcribimos lo que consideramos más importante. Para los interesados en leerla al completo (muy recomendable), se puede acceder a ella a través del sitio estamosen.es, que ofrecen la traducción al autorizada al castellano de El Mundo que me llegó por correo y otra también muy pedagógica, Un Jardín en Marte:

Traducción completa: estamosen.es.
Título: El Mundo que me llegó por correo
Autor: Carl Sagan.
.
Dr. Carl Sagan, director del laboratorio para Estudios Planetarios de la Universidad de Cornell (Laboratory for Planetary Studies at Cornell University), galardonado con la medalla del Programa Medio Ambiente de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, así como con el Premio Honda: “Contribuciones hacia… una nueva era de civilización humana”.

A parte de tener una mente prodigiosa, Carl Sagan tenía un gran sentido de la empatía

El mundo me llegó por correo. Venía en una caja con la etiqueta de “frágil” y un dibujo señalando que contenía cristal que podía romperse. Lo abrí con cuidado, temiendo descubrir restos de cristales rotos. Pero estaba intacto. Con ambas manos, lo saqué de la caja y lo puse a la luz. Era una esfera transparente, rellenada de agua en algo más de la mitad. marcada con el número 4210. Mundo número 4210: debe haber muchos mundos similares. Con cuidado, la coloqué según las instrucciones y me puse a contemplarla.

Pude ver la vida en su interior: un conjunto de ramas, algunas con algas filamentosas, y seis u ocho animales pequeños, casi todos de color rosa, (al menos eso es lo que parecía) entre las ramas.

Además, había cientos de otros seres, al igual que peces en las aguas de los océanos de la Tierra; pero ellos eran todos microbios, demasiado pequeños para ser observados a simple vista. Claramente los animales de color rosado eran camarones de algún tipo de variedad que les hiciera apropiados para permanecer en esas condiciones, que llamaron mi atención inmediatamente porque estaban muy activos. Algunos caminaban por las ramas con diez patas, moviendo otros apéndices al mismo tiempo. Otro estaba prestando toda su atención en unas ramas, para comer de un filamento verde.


(...) Algunos estaban pálidos (casi transparentes), mientras que otros mostraban un color anaranjado rojizo.

En cierta manera, por supuesto, ellos eran diferentes de nosotros: tenían sus esqueletos en la parte externa de sus cuerpos, podían respirar en el agua, y una especie de ano estaba situado cerca de sus bocas. Se mostraban preocupadas por su aspecto y limpieza, utilizando para ello un par de pinzas que poseen a modo de cepillo. De vez en cuando podía observarse a uno de ellos limpiándose a si mismo.

Pero en otra manera se trataba de seres parecidos a nosotros, con sus cerebros, corazones, sangre y ojos. Eso es algo que no se podía pasar por alto. Ese aparentemente desordenado conjunto de apéndices para la natación que lanzaban a propulsión por el agua contrastaba con el preciso propósito de sus movimientos. Cuando llegaban a su destino manejaban los filamentos de las algas con la precisión, delicadeza y saber hacer de un “gourmet”. Dos de ellos, mas aventureros que el resto, merodeaban ese mundo oceánico, nadando por encima de las algas, inspeccionando sus dominios.

Después de un tiempo se empieza a distinguir individuos. Un camarón mudará, desprendiéndose de su antiguo esqueleto y dejando sitio para el nuevo. Tras ello, se podrá observar algo transparente, colgando de una rama de manera forma rígida, al tiempo que su antiguo ocupante sigue su vida con su nuevo caparazón.
También puede observarse uno a quien le falta una pata: ¿ha habido algún combate furioso entre los camarones? ¿quizás debido a una lucha sentimental?
Desde ciertos ángulos, la superficie del agua es como un espejo, y un camarón puede ver sus propios reflejos. ¿Se podrá reconocer a si mismo?

Desde otros ángulos, la curvatura del cristal los hace parecer más grandes, de forma que puedo ver al detalle cómo son en realidad. Me doy cuenta de que tienen bigotes. Dos de ellos nadan hasta el límite del agua y vuelven a girar. Entonces, vuelven a las profundidades, casualmente con los brazos cruzados, como indicando que no han encontrado nada nuevo con su experimento. Me resultan simpáticos.


Si puedo ver claramente un camarón gracias a la curvatura del cristal, él también debería ser capaz de verme a mi, o por lo menos a mi ojo (algo así como un disco negro, rodeado de una corona de color marrón verdoso). En realidad, cuando a veces me pongo a mirar alguno manejando las algas, parece que se da cuenta y me mira. Hemos cruzado nuestras miradas y yo me pregunto qué pensará acerca de lo que ve.

Tras un día o dos de preocupación con el trabajo, me despierto, le doy un vistazo a mi mundo de cristal... y todos los camarones parecen haberse ido. Me reprocho a mi mismo. No debo alimentarlos, ni darles vitaminas, ni cambiar su agua ni llevarlos al veterinario. Todo lo que tengo que hacer es asegurarme de que ni expongo el sistema a demasiada luz ni a demasiado tiempo en completa oscuridad y que siempre se mantienen bajo temperaturas de 5 a 30º C : 40-85 grados farenheit (por encima de dichos límites, me imagino que se prepara un bizcocho y no un ecosistema). ¿Se me han muerto debido a falta de atención?.
.
Pero entonces veo a uno asomando una antena rama, y me doy cuenta de que todavía gozan de buena salud. Sólo se trata de camarones, pero tras cierto tiempo uno se acaba preocupando por ellos.


Si tú estás a cargo de uno de estos mundos, y conscientemente te preocupas por los niveles d e temperatura y de luz, entonces acabas por darte cuenta de qué es lo que hay dentro (cualquiera que sea tu pensamiento en un principio). Pero si están enfermos o muriendo, no podrás hacer nada por salvarlos.

En cierta manera, tu eres mucho más poderoso que ellos, pero ellos hacen cosas (como respirar dentro del agua) que tu no puedes. Tu estás limitado, dolorosamente limitado. Te preguntas si es cruel ponerlos en ese lugar. Pero te aseguras de que por lo menos ahí están seguros de otros peligros como las ballenas, vertidos de petróleo o salsas de cocktail.


Los antiguos esqueletos que desprenden los camarones al mudar, al igual que el cuerpo muerto de un camarón fallecido no permanecen mucho tiempo. Sirven de alimento a microorganismos invisibles y otros camarones que forman parte de ese mundo oceánico. De esa manera te das cuenta que esas criaturas no trabajan de forma aislada, sino que unos se necesitan a otros. Unos cuidan de los otros (de una forma que yo sería consume oxígeno del agua y produce dióxido de carbono.
.
Las algas consumen el dióxido de carbono del agua y producen oxígeno. Ambos respiran los gases de desecho de la otra parte. Sus deshechos sólidos también completan un ciclo entre los animales, vegetales y microorganismos. En este pequeño Edén, los habitantes están íntimamente relacionados unos con otros.


La existencia de los camarones es mucho más frágil y precaria que la del resto de seres. Las algas pueden vivir sin camarones mucho más tiempo de lo que podrían hacerlo los camarones sin algas. Los camarones comen algas y microorganismos, pero las algas principalmente consumen luz.
.
Al contrario de lo que ocurre con un acuario, este mundo en miniatura es un ecosistema cerrado.
.
La luz entra, pero nada más (ni comida, ni agua, ni nutrientes). Todo debe reciclarse, justo igual que en el planeta Tierra. En nuestro mundo (mucho más grande) nosotros también vivimos de los demás, respiramos y consumimos los residuos del resto. De igual modo, la vida de nuestro mundo se mantiene gracias a la luz. La luz del sol, que pasa a través del aire, es utilizada por las plantas que combinan el dióxido de carbono y el agua en carbohidratos y otros nutrientes, que constituyen la base alimenticia para el mundo animal.

Nuestro gran mundo es muy parecido a este mundo en miniatura, y nosotros somos muy parecidos a los camarones. Pero hay por lo menos una diferencia: al contrario que los camarones, nosotros sí somos capaces de cambiar nuestro medio ambiente. Podemos provocarnos a nosotros mismos lo mismo que un descuidado dueño de una de esas esferas de cristal puede provocar a los camarones.
.
Si no tenemos cuidado, podemos sobrecalentar nuestro planeta con el efecto invernadero o enfriar y oscurecerlo mediante una guerra nuclear. Con la lluvia ácida, el agujero de la capa de ozono, la polución química, la radiactividad, la deforestación de los bosques tropicales y una docena más de asaltos al medio ambiente, estamos llevando a nuestro pequeño mundo por caminos difícilmente comprensibles. Nuestra considerada avanzada civilización puede estar cambiando el delicado balance ecológico que se ha establecido durante 4 billones de años de vida en la Tierra.

Los crustáceos, como son los camarones, son mucho más antiguos que los humanos o los primates o incluso que los mamíferos. Las algas llevan alrededor de tres billones de año o más en la Tierra. Ellos han estado trabajando juntos (plantas, animales, microbios) durante mucho tiempo. El funcionamiento de los organismos de mi esfera es antiguo, muchísimo más que cualquier cultura que conocemos. La necesidad de cooperar se ha ido perdiendo por desgracia a medida que se ha ido avanzando en el proceso evolutivo.
.
En una primera fase, aquellos organismos que no cooperaron, que no trabajaron en común con otros, desaparecieron. Nunca se le puede ocurrir a un camarón, por poner un ejemplo, destruir un jardín de algas para construir un aparcamiento. La cooperación está codificada en sus genes. Su naturaleza se basa en cooperar.
Pero nosotros los humanos somos unos recién llegados, surgiendo hace varios millones de años.

Nuestra actual civilización tecnológica sólo tiene varios cientos de años. No hemos tenido mucha experiencia de cooperación interespecies (o incluso intraespecies). Sólo nos fijamos en el corto plazo y difícilmente pensamos a largo plazo. No hay garantía de que seamos suficientemente sabios para entender nuestro planetario sistema ecológico cerrado, o de que podamos modificar nuestro comportamiento de acuerdo a ese entendimiento. Nuestro planeta es indivisible.
.
En Norte América, nosotros respiramos el oxígeno generado en la selva húmeda brasileña. La lluvia ácida de las industrias contaminantes en el oeste medio americano destruye los bosques de Canadá. La radiactividad de un accidente nuclear soviético compromete la economía y la cultura de Laponia. La combustión de carbón en China calienta Argentina. Las enfermedades se extienden rápidamente a puntos lejanos del planeta y requieren un esfuerzo médico global para ser erradicadas. Y, por supuesto, la guerra nuclear amenaza a todos. De una manera u otra, nosotros los humanos estamos unidos con nuestros semejantes y con el resto de animales o plantas alrededor del mundo. Nuestras vidas están interconectadas.
.
Sí no estamos agraciados con el conocimiento instintivo que nos permita hacer de nuestro mundo tecnológico un seguro y equilibrado ecosistema, entonces deberíamos tratar de figurarnos la manera de construirlo. Necesitamos más investigación científica y más contención demasiado optimista el pensar que algún “Gran Dueño de la Ecosfera” en el cielo se encargará de corregir nuestros abusos medioambientales. Es nuestro asunto.
.
No debería ser tan difícil como para que resulte imposible. Camarones con cerebros del grosor de un hilo lo saben. Las algas lo saben. Los organismos unicelulares lo saben. Ya va siendo momento de que nosotros aprendamos a hacer lo mismo.

NOTA: En esta ocasión, hemos tratado un apasionante tema, atendido a través de diversas fuentes.

© Yolanda

Conocemos un gran número de personas que están investigando la creación de ecosistemas sostenibles e independientes. Muchos son alumnos que están estudiando biología o cualquier otra disciplina relacionada con la Vida y la Naturaleza.
.
Nuestro agradecimiento por colaborar con este artículo a Artemio, miembro de soloinvertebrados.es, a Osmaroi del Rinconet.com.es, a Pako_84, jose, Akela, Yolanda de acuarios.es, en especial al apartado de los mini acuarios.

© Akela

5 comentarios:

O.Kehato dijo...

¡Fenomenal capítulo! ¡He disfrutado como un loco al leerlo!

Se me ha ocurrido que esto puede hacernos entender lo que es la VIDA, definible como aquel proceso productivo y creativo que se rige por unos patrones, que se repiten a diferente escala física.

La VIDA, enfrentada necesariamente con la MUERTE (entendida como proceso final de lo que dura en tiempo la VIDA física), se alimenta de una energía que se tradude en su esencia vital.

Esta nutrición vital de energía es también objeto de conflictos vitales. La adaptación a la VIDA física propicia la evolución física de los seres VIVOS.

Esto se repite en distintas escalas, con los seres más grandes y los seres más microscópicos.

Un ecosistema cerrado es un ejemplo de lo que es la VIDA, vista desde sus ciclos que la mantienen encendida. Pero hemos de entender que lo que se busca en un SEC (Sistema Ecológico Cerrado)es tarea compleja, pues no olvidemos que nuestro fracaso comporta la MUERTE, que no deja de formar parte de los ciclos.

KOSMO dijo...

TREMENDO e-magacine blog! FASCINANTE en todos los sentidos. ENHORABUENA.

Solo añadir al comentario de O.Kehato que la VIDA es ENERGIA que se transmite a la MATERIA. A nosotros nos han prestado ENERGIA hasta que se acaba nuestra VIDA.

Los ECOSISTEMAS CERRADOS son un ejemplo FÍSICO y QUÍMICO de la VIDA material.

Muy grande este blog.

Natalia dijo...

Buenas tardes Josep,

En primer lugar, quisiera disculparme, pero no he encontrado otra manera de contactarte que a través de los comentarios.

Me gustaría invitarte a conocer Paperblog, http://es.paperblog.com/ un servicio de difusión cuya misión consiste en identificar y dar a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos. El tuyo se adapta a nuestros criterios de calidad y creo que tus artículos resultarían muy interesantes a los lectores de la temática «Mundo Animal»

Espero que el concepto te resulte atractivo. Mientras, no dudes en escribirme para conocer más detalles.

Recibe un cordial saludo,

Natalia
Responsable de Comunicación
natalia@paperblog.com

Anónimo dijo...

El ecosistema cerrado más bonito y más barato lo puedes ver en:

http://tinyurl.com/ecosistema-cerrado



Yo tengo uno y me llego en 24 horas, también lo puedes encontrar como Ecosistema cerrado vertical
Ecosistema cerrado.
Ecosistema independiente.
Ecosistema autosuficiente.
Ecosistema autosostenible.

Anónimo dijo...

El mío va para dos años, es uno de esos verticales que apenas ocupan espacio y son baratos.
Lo compre en eBay por 70 euros pero he podido ver que han bajado de precio este verano, ahora valen 49 €, por lo que he visto aquí:

http://anuncios.ebay.es/decoracion-otros/ecosistema-cerrado-gamba-regalo-original-12287214.htm

Yo le aconsejo a todo el mundo uno de éstos ya que llevan gambas, un caracol, musgo y un alga pudiendo ver como todo va creciendo con el tiempo, incluida el alga el musgo y el caracol que era como una cabeza de alfiler y ahora es como un guisante, todos lis días te gusta mirarlo para ver lis cambios, es mi minimundo.

¿Cuánto tiempo tienen vuestros ecosistemas cerrados?