EL DOCUMENTAL QUE ESTÁ CAMBIANDO EL MUNDO

Este es el documental THRIVE - PROSPERAR que muestra respuestas contrastadas e inquietantes sobre hechos que no nos permiten prosperar como especie dominante del planeta: estamos sufriendo un ecosistema parasitado y desequilibrado... Todos debemos conocer el problema para decidir como resolverlo. ¿La pastilla roja? ¿Quieres despertar para siempre de tu mundo y conocer la realidad?

martes

32. Artemia: ¿mascota o alimento vivo?


LOS SEA MONKEYS: ¿MASCOTAS INTELIGENTES?

¡Saludos Humanos! Soy la reina Artemia VII, de la estirpe de los Sea Monkeys de hace más de 100 millones de años

En la década de los 70 las publicaciones de comics y revistas con gran tiraje de todo el mundo ofrecían unos misteriosos mensajes publicitarios acompañados por unas ilustraciones inquietantes:

“En plena época veraniega, nuestras mascotas nos pueden dar más de un quebradero de cabeza: ¿nos llevamos al perro de vacaciones a la playa? ¿Cómo aguantará el gatito eso de pasarse quince días en el cámping? ¿Quién vendrá a dar de comer al hámster? Para ahorrarte tanto problema, lo mejor es tener unas mascotas como los denominados Sea Monkeys.”

(...) “Para poder disfrutar de tus nuevas mascotas, sólo tienes que introducir en el agua de la pecera los sobres donde se presentan sus huevos, siguiendo paso a paso las instrucciones detalladas en los mismos."

(...) “Verás a diario como juegan y viven en su pequeña ciudad dentro de la pecera... ¡Sin duda, una mascota original y diferente!”.

Esta magistral campaña de márketing, que todavía perdura en nuestros días, se le atribuye a un científico llamado Harold Von Braunhut de origen alemán y residente nacionalizado en Tennesse (EEUU), que decidió comercializarlos bajo la apariencia de mascotas instantáneas e inteligentes. Lo cierto es que la propaganda hizo que muchas personas se sintiesen engañadas, pero en la época de los anuncios como "las gafas de rayos X" y otros artilugios fantásticos no existían organizaciones que protegiesen al consumidor.

El kit completo para los amantes de los Sea Monkeys

La campaña no se limitaba a la venta de los sobrecitos de los sea monkeys (el 1º tenía una cucharilla con un preparador de agua, el 2º “plasma viviente” que eran los huevos y el 3º el alimento) sino a todo un verdadero merchandising en el que se incluían recipientes que podían contener un barco pirata, un parque de diversiones, instalaciones urbanas, pistas para carreras de mini caballos...

Un acuario con una acogedora ciudad para acomodar a los Sea Monkeys

Entonces, este científico alemán afincado en EEUU ¿había creado diminutos monitos mutantes acuáticos dotados de una inteligencia semejante a la humana???

Evidentemente no. La realidad era bien distinta. Se trataba de la venta de unos animales poco comunes para el gran público, las artemias, que precisamente en inglés se denominan sea monkeys, o también brine Shrimp.

La Artemia Salina puede ser una "mascota" pero en absoluto inteligente como pretende su publicidad

La razón de bautizar a las artemias como monos de mar no se debe, naturalmente, a semejanzas ni de forma ni de tamaño con los primates. Es algo más ingenioso: las artemias se desplazan por el agua con la ayuda de su larga cola, similar al modo en que lo hacen los auténticos monos de la selva con las lianas entre las ramas de los árboles.

¿QUÉ ES REALMENTE LA ARTEMIA?

Este es el verdadero aspecto de la Artemia Salina

Las artemias aparecieron en nuestro planeta hace 100 millones de años y durante todo este tiempo apenas han sufrido cambios evolutivos.

Ciclo vital de la Artemia

El ciclo completo de la Artemia visto a través del microscopio

Las artemias pertenecen a un género muy básico de los crustáceos: la Anostraca y a la familia de las Atemiidae. En realidad se trata de una diminuta langosta, que tiene un exoesqueleto formado por quitina al igual que sus hermanas mayores.

Morfología de la Artemia

Las artemias macho se diferencian de las hembras porque tienen en la cabeza unas estructuras que les sobresalen, mientras que las hembras tienen unas antenas muy sencillas. Se trata de unas antenas modificadas y desarrolladas para el apareamiento, con ellas el macho sujeta a la hembra. Las hembras tienen en la base de la cola el útero, que se ve muy engrosado.

Existe dimorfismo evidente entre las hembras y los machos

Miden entre 3 mm y 1,5 centímetros según la edad y las condiciones ambientales. Precisamente la salinidad del agua influye en su crecimiento. A menor índice de salinidad se observa que las artemias son de mayor tamaño que las que viven en aguas más saladas.

En esta ampliación pueden verse con claridad los tres ojos (los puntos negros) de la Artemia, los dos compuestos en los extremos y el naupliar en el centro

Un detalle digno de mención es que posee tres ojos, dos ojos compuestos y uno naupliar. En el ciclo de su desarrollo, cuando la artemia joven es un nauplio posee un solo ojo, y a medida que crece se desarrollan los otros dos ojos compuestos. Solamente sus dos ojos compuestos poseen fotorreceptores sensibles a la luz.

Otro plano detalle en el que se puede observar la boca

Otra rareza destacable en estos animales es que el macho tiene dos órganos reproductores.

Los huevos de artemia (también llamados quistes) se pueden encontrar en tiendas especializadas en productos para acuarios y terrarios.

Estos son los huevos o quistes de Artemia que se presentan ensobrados para introducir en agua

En la naturaleza los quistes quedan depositados en el fondo de los lagos salobres en las temporadas de sequía, cuando se concentra la salinidad. Estos huevos se mantienen en estado latente, con un nivel interno de humedad del 6 al 10%. Los científicos calculan que pueden mantenerse en este estado de 50 a 1000 años.

Con las lluvias o las mareas, los quistes absorben el agua y si brilla el sol (una señal para el crecimiento del plancton, algas y otros) nacen 24 –48 horas después.

En épocas de sequía los huevos se mantienen en estado latente a la espera de las lluvias

¿EXISTE LA ARTEMIA DE AGUA DULCE?

En acuarofília durante mucho tiempo se ha discutido la existencia de un tipo de artemia “modificada” capacitada para vivir en agua dulce. Lo cierto es que no existe realmente la artemia de agua dulce, aunque hay otra criatura que suele confundirse con ella, el Dendrocephalus, del mismo orden, pero de géneros y familias diferentes. De hecho, en acuariofília y de manera coloquial al Dendrocephalus se le denomina artemia de agua dulce, pues su aspecto es asombrosamente idéntico, morfológicamente, al de la Artemia Salina.

El Dendrocephalus vive en aguas dulces, pero no es una artemia

Ciertamente los Dendrocephalus son una alternativa novedosa, por sus características y alto valor proteico, como alimento para la piscicultura y el acuarismo general.

En febrero de 2004 se publicó un esclarecedor e interesantísimo documento de investigación titulado: Artemia de agua dulce ¿mito o realidad? cuyos autores son Pablo A. Calviño y Roberto Petracini, pertenecientes al Killi Club Argentino.

Los interesados en el tema, pueden acceder a este documento publicado como suplemento de la revista BIBKA Artemia de agua dulce ¿mito o realidad?.pdf.

HÁBITAT NATURAL DE LAS ARTEMIAS

En contra de lo que se pueda pensar, el hábitat de la Artemia no está en los océanos o mares, sino en manglares, charcas, charcos y lagos salobres

Las artemias desarrollan su vida en aguas salobres con grandes variaciones en la cantidad de sal. Pueden estar sumergidas tanto en aguas con un altísimo contenido de sal (más de 300 gramos de sal por litro de agua), como en aguas prácticamente dulces. Se encuentran en las aguas salobres continentales de lagunas, lagos (endorreicos) o salinas, charcos, pero no en los mares ni en océanos. Para conseguir adaptarse a estas variaciones tan extremas, la evolución ha dotado a estas criaturas de un sistema interno que regula la presión osmótica de su cuerpo.

Artemias en su entorno natural

Son animales con una gran capacidad para colonizar los ambientes más inhóspitos, como por ejemplo, charcos con poca agua que se secan muy rápidamente. Casi todas las especies de artemia habitan en las zonas secas del planeta. La razón para esta predilección por lugares difíciles es evitar depredadores, en concreto peces.

Estos diminutos crustáceos pueden vivir en ambientes poco oxigenados (como consecuencia de la gran salinidad que soportan). Ante un incremento de salinidad en el agua aumentan la síntesis de hemoglobina (la proteína responsable de transportar el oxígeno en la sangre hasta los tejidos del cuerpo)

La Artemia parthenogenética es especialmente resistente a las hostilidades del medio

En las artemias es frecuente hablar de endemismos, pues muchas especies habitan zonas muy restringidas y concretas del mundo.

Un ejemplo de especies únicas y endémicas es el caso de la Artemia monica, que recibe el nombre por habitar precisamente en el lago Mono de California (foto superior)

Otro caso completamente opuesto al anterior es el de la Artemia tunisiana, extendida por Asia y Europa

Las artemias, aunque extendidas por todo el globo (el único continente en el que no se encuentra es en la Artártida), se localizan en reductos concretos donde se multiplican en enormes cantidades. Son tremendamente abundantes allí donde proliferan, gustándoles vivir en grupos muy numerosos. El secreto de su supervivencia consiste en su amplia adaptación a los medios donde habitan (soportan altos y bajos contenidos de sales minerales, aguas poco oxigenadas, la falta de agua –los huevos-, etc.). En estos lugares difícilmente pueden sobrevivir sus depredadores.

La Artemia franciscana se encuentra por todo el mundo

La Artemia Franciscana, originaria de América, se puede encontrar en todo el mundo. En Europa la hayamos en estado salvaje, junto con la Artemia tunisiana que también vive en África. La Artemia parthenogenética vive en Europa, en varias salinas de Italia, la mitad oriental de España, el sur de Francia, en Grecia o en Turquía. También existió en Europa la Artemia salina, en las salinas de Lymington, en el sur de Inglaterra, aunque terminó por extinguirse (allí fueron descubiertas y estudiadas por primera vez hace 250 años). Sin embargo, en la actualidad, la Artemia salina, sin contar con los ejemplares criados en cautividad en todo el mundo, vive en muchos puntos del planeta y la podemos ver de forma salvaje en el centro de Asia, la India, el Mar Caspio (en realidad es un lago de agua salada), los Estados Unidos, el sur de España, Túnez, Australia e incluso en Groenlandia.

La Artemia salina es la especie más extendida y comercializada

COMPORTAMIENTOS CURIOSOS DE LAS ARTEMIAS

Las artemias sienten atracción por la luz, como sucede con las plantas y muchos insectos. Esta tendencia se denomina fototropismo.

Las Artemias sienten una atracción irresistible hacia la luz

Cuando iluminamos una zona concreta del recipiente donde viven, estos pequeños crustáceos se dirigen hacia la luz de forma curiosa y de espaldas. Esta es su manera habitual de nadar, siguiendo trayectorias rectas que solo abandonan de forma brusca cuando se espantan asustadas. En la naturaleza les gusta nadar contracorriente.

ALIMENTANDO ARTEMIAS

Estos pequeños crustáceos son animales filtradores, llamados suspensívoros, como lo son también muchos moluscos tales como los mejillones o las ostras. Mediante la corriente que crean con el movimiento de los apéndices torácicos, los filópodos, las artemias filtran algas unicelulares (Dunaliella,Tetrahedron, Chateocercos) rotíferos y detritos.

Una buena solución para alimentar Artemias en cautividad es la espirulina

El tipo de alimento que filtran las artemias depende de su tamaño, concretamente de las sedas filtradoras de los filípodos, que actúan como un auténtico filtro. Las artemias más grandes son capaces de filtrar pequeños crustáceos. La solubilidad también es importante, puesto que los alimentos poco solubles no serán bien aprovechados por las artemias, ya que estos crustáceos se nutren del alimento que encuentran disuelto en el agua.

En cautividad podemos alimentar a las artemias con una gran variedad de ingredientes dado que no son selectivas (lo absorben todo).

Artemias alimentadas con Spirulina maxima

En acuicultura se emplean rotíferos y las algas Isochrysis galbana, Dunaliella, Tetraselmis o Chateocercos, entre otras, aunque la alga espirulina (Spirulina maxima) también se puede usar como alimento para artemias y precisamente es más fácil de adquirir en tiendas, al tratarse también de un complemento dietético para personas. La alga espirulina es muy rica en proteínas y aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales por lo que es un excelente alimento para las artemias. Esta dieta, aunque más asequible y económica, ensucia más el agua que cualquier otra comida viva, por lo que es recomendable mantener a las artemias en agua siempre limpia (con periódicos cambios de agua).

Los rotíferos forman parte de la dieta de seres vivos de las Artemias

En la naturaleza se alimentan de microscópicas criaturas vivas pero también de detritus y restos de materia orgánica que se hayan en los fondos fangosos. Esto significa que estos crustáceos están adaptados a la comida inerte.

Así pues, el alimento inerte se puede proporcionar a las artemias como una mezcla homogénea de harina de arroz o de trigo, germen de trigo, salvado de arroz, harina de soja, yema de huevo, alga espirulina y levaduras.

Muchos criadores de Artemias las mantienen en aguas con algas verdes como fuente nutricional

LA ARTEMIA EN CAUTIVIDAD: CONDICIONES DE CRÍA

Si nuestra intención es disponer de artemia viva, a continuación ofrecemos los puntos principales que debemos tener en cuenta para que los huevos tengan una eclosión adecuada. Normalmente nuestra adquisición de artemias es a través de sus huevos y vamos a empezar por esta fase, pasando por todos los ciclos de su vida:

1. Dentro de frascos o tanques, las artemias se desarrollan cómodamente en aguas bien oxigenadas, con un PH básico (entre 7,5 y 8,5) y con una temperatura entorno a los 25ºC.

Para que eclosionen los huevos se añade oxígeno en el agua

2. Aunque estos animales soportan una salinidad muy variada (incluso aguas prácticamente dulces) se aconseja que por cada litro de gua dulce se añadan 38 gramos de sal sin yodo (importantísimo!).
3. Podemos utilizar agua de grifo siempre que la dejemos reposar un par de días para que se evapore el cloro.
4. Cuando las artemias alcanzan 1 centímetro de longitud, al cabo de cuatro semanas aproximadamente, es cuando han llegado a su madurez y están listas para reproducirse, ya que han desarrollado sus órganos sexuales.

5. Para fomentar la puesta de huevos hemos de aumentar la salinidad y disminuir hasta la escasez la comida. Los huevos producidos en estas condiciones pueden durar muchos años secos en estado latente (criptobiosis). Para que eclosionen debemos rehidratarlos tal como se describe en el punto primero.

6. El corion es la sustancia producida por una glándula de la artemia (la glándula de la cáscara) que rodea a los huevos y los protege del medio ambiente. Cuanto mayor es la densidad del agua, mayor es la capa de protección de los huevos y también más tiempo necesitan los huevos para eclosionar.

7. Observando a las artemias hembras, cuyo útero es transparente, podremos predecir por sus huevos (una mancha color naranja) si tendremos crías de artemia pronto.

8. Existen cepas de artemia que se reproducen por partenogénesis, pero el caso más sorprendente es el de la Artemia parthenogenética cuyos individuos se reproducen casi todo el tiempo de forma partenogenética. La reproducción partenogenética permite colonizar nuevos ambientes porque genera una gran cantidad de individuos nuevos con la única condición de que esos ambientes sean adecuados para la artemia, sin grandes variaciones en las condiciones del hábitat

ARTEMIAS: EL MANJAR DE LOS SEÑORES DEL ACUARIO

La costumbre es dar de comer a los peces los nauplios recién salidos de los huevos eclosionados

El alimento vivo es siempre una excelente fuente nutricional para las especies en cautiverio. Aparte de su excelente aporte dietético, los animales vivos que sirven de comida estimulan el carácter depredador de los peces, reptiles, anfibios, etc. que mantenemos.

Para alevines no hay mejor alimento vivo que los Nauplios

La artemia es uno de las mejores comidas que podemos ofrecer a nuestros animales en cautiverio. Se utilizan en la acuariología y en la acuicultura como alimento dado su gran valor nutricional. Son muy ricas en proteínas y lípidos insaturados del tipo omega 3, nutrientes importantes para el desarrollo de los alevines y, además, su gran contenido en carotenos favorece que los peces tengan brillantes colores.

Por este motivo, la cría de artemias es una solución económica y factible para disponer siempre de una fuente de alimento vivo.

La Artemia adulta es un alimento vivo muy adecuado y fácil de producir

Aunque los adultos de artemia son una inmejorable aportación alimenticia, muy adecuada para ciertos peces de mayor tamaño, todavía continúan usándose poco, empleándose en su lugar casi exclusivamente las larvas de las artemias o nauplios por su mayor disponibilidad en el mercado obtenidas a partir de los quistes comerciales de artemia. Los expertos recomiendan permitir el crecimiento de los nauplios hasta llegar a su fase adulta, pues son mejores como alimento vivo para peces y crustáceos marinos por un lado, y por otro más adecuados para peces de agua dulce como los discos.

Las artemias son pequeños crustáceos de vida muy corta, su longevidad apenas supera los 2 meses de vida en el caso de Artemia parthenogenética. Los machos todavía viven menos tiempo que las artemias hembra. Sin embargo, la Artemia salina vive algo más de tiempo, con una esperanza de vida de casi 1 año. Por este motivo, hemos de calcular los tiempos y los ciclos de la artemia mantenida, dependiendo de su especie.

Tener siempre provisión de alimento vivo asegura que nuestros peces y organismos se mantengan fuertes y sanos

EL “ARTEMIERO”: PASO A PASO

Recopilando información en distintos foros y WEBs sobre los sistemas para la reproducción de artemias, finalmente hemos encontrado por unanimidad un método muy recomendado que consiste en el uso de un “artemiero” concreto.

Aunque hay muchos tipos de "artemieros" hemos escogido el más fácil de usar

El "artemiero" escogido tiene forma de disco y los huevos se depositan en el aro exterior

Este aparato es el lugar donde vamos a poner los quistes de artemia para que nazcan y donde vamos a controlar su evolución. No es necesario hacer publicidad sobre este artilugio, pues por las imágenes se reconocerá su aspecto y sus características de uso, que son las siguientes:

A. Es sumamente sencillo y fácil de manejar. Es muy limpio y ocupa poco espacio.
B. Se basa en una técnica muy ingeniosa en la que evitamos las cáscaras sobrantes de los huevos y podemos recolectar limpiamente sólo a los nauplius nacidos.
C. No exige otros elementos complementarios: ni bomba de aire, ni tubos de extracción de artemia, ni filtros...

1. Primero debemos producir agua salada para que la artemia pueda eclosionar:

En una botella de plástico de dos litros introducimos agua procedente de un sistema de ósmosis inversa. Este agua tiene los niveles idóneos para la artemia (PH=7,5 y Conductividad=80mS). A continuación, debemos añadir sal marina hasta conseguir una densidad de 1-020 - 1.030, que es la más indicada para la artemia. Aquí juega un papel fundamental el densímetro: un termómetro típico de acuario que tiene añadida la función de medición de densidad en la parte superior. En caso de no disponer de densímetro si sigue las instrucciones que aparecen en el propio artemiero, la mezcla de sal se consigue a partir de un numero de cucharaditas de sal en una cantidad de agua determinada (medio litro). En la práctica esta técnica no es aconsejable pues es difícil acertar con la densidad del agua y por tanto la calidad y cantidad de artemia producida se reduce considerablemente. Tenga en cuenta que un densímetro es un aparato muy sencillo y económico (15 €/20 $ aprox. ) y vale la pena esa inversión.

2. Una vez tenemos la correcta densidad del agua procedemos a rellenar el depósito del artemiero hasta la marca o muesca que se indica en el lateral del mismo (aproximadamente 600 centímetros cúbicos). El agua que sobra se puede guardar para futuras reposiciones pues no pierde calidad.

3. Es recomendable que el agua depositada en el artemiero se mantenga en una temperatura estable de unos 25ºC. Para conseguir esta temperatura existe un truco muy extendido que consiste en utilizar una lámpara flexo que además de proporcionar luz permite calentar el agua.

4. Colocar el separador de plástico de forma concéntrica como se ve en la imagen (son los aros blancos que aparecen en el centro). Deposite el colador en su posición central bien hundido (debajo no deben quedar burbujas de aire). Este colador le permitirá extraer limpiamente la artemia una vez haya eclosionado.

5. Ahora ha llegado el momento de introducir los huevos de artemia. El artemiero viene con una pequeñísima "cucharita" medidor (ver foto anterior) que se utiliza para calcular la cantidad de artemia a introducir. No introduzca más cantidad que la que indica este medidor pues de lo contrario se perjudica la calidad del agua.

6. Importante: los huevos de artemia se deben almacenar en tarros de cristal en lugar seco, en la nevera. Esto es importante para la conservación de los mismos. Deposite la medida de huevos en la parte más exterior del artemiero repartidos de forma uniforme. Hecho esto, cierre con la tapa negra y deje ésta en la posición de "closed".

7. Y ya está, ahora si la temperatura ambiente se mantiene a 25ºC, en 24 horas empezarán a nacer los nauplios y podremos disponer de artemia para dar de comer a nuestros peces.

Producción Non Stop de Artemias:

Para asegurar suficiente producción de artemia durante el proceso de alimentación de alevines en crecimiento o si deseamos una continua fuente de alimento vivo se pueden usar dos artemieros a la vez:

Se enumeran dos artemieros con el número "UNO" y "DOS". Montamos el primero de ellos (UNO), a las 24h o 48h montamos el segundo artemiero (DOS). Un artemiero nos proporciona suficiente alimento para unos tres días, en función claro está, de la cantidad de crías y acuarios para alimentar. Al montar los artemieros en serie, al tercer día, el artemiero UNO ha finalizado su producción, mientras el artemiero DOS está en plena producción de artemia y podemos preparar nuevamente el artemiero UNO para obtener una nueva producción.

En este punto es muy interesante saber que un solo artemiero se puede utilizar para producir "dos veces" nauplios sin tener que cambiar el agua. Es decir, al tercer día de producir artemia, se puede volver a introducir una "medida" de huevos en la parte posterior del artemiero.

Un consejo: una vez pasados los tres días correspondientes a la segunda producción en un mismo artemiero, se deberá limpiar completamente y repetir la operación descrita al comienzo de este apartado.

Para mayor seguridad y control los expertos utilizan una libreta o marcan en un calendario (típico de cocina) los días que se ponen las medidas de huevos con un "1" si es del artemiero UNO y con un "2" si es del artemiero DOS. Un truco es marcar el número con un círculo para indicar que es la primera vez que ponemos huevos en ese artemiero y así sabremos que todavía podremos poner una segunda tanda de huevos. Si ponemos en el calendario el número sin ningún circulo indicará que tres días después deberemos montar nuevamente el artemiero.

NOTA: Con la información que se ofrece en este artículo podremos tener siempre suministro de artemia. Las ventajas de alimentar a nuestros peces, anfibios y algunos reptiles con esta fuente de comida viva son enormes. La artemia produce una mínima carga biológica, lo que ayuda a mantener el agua en parámetros estables (hecho que no sucede con comida inerte). A esto debemos sumar la importancia de su excelente contenido nutricional, muy completo y difícil de encontrar en otros alimentos. Y la importancia de que los depredadores puedan poner en funcionamiento sus reflejos para capturar esa “comida” esquiva y en movimiento.

Por otro lado, la fantástica idea de poseer mascotas inteligentes y diminutas tal como se presentan comercialmente los sea monkeys se enfrenta a la idea de convertirlos en alimento vivo para criaturas superiores. Sería terrible sacrificar a estos personajes de cuento como hacían los piratas con aquellos desdichados que lanzaban por la borda a los tiburones...

- Familia, me parece que esta noche vamos a ser la cena de un Pez Payaso

6 comentarios:

Mikael dijo...

MAGNIFICO POST!!!
Muchisimas Gracias :D!!!!!

Anónimo dijo...

Muy interesante, has probado a que crezca un poquito mas? alimentandola, seria interesantisimo saberlo.
Gracias

NELSON CHAPIN dijo...

y yo que pensaba que los huevos que tenia guardados hace un par de años deplano ya se habian hechado a perder, ja ja habra que intentarlo, al menos las artemias te diran gracias ja ja ja al menos viviran.

Alimento vivo dijo...

Yo la verdad los uso como alimento vivo pero viendo esto a lo mejor me pongo a venderlo JAJAJAJA

Anónimo dijo...

esto es lo que se llama un articulo bien completo, felicitaciones satisfice tudas mis dudas

Anónimo dijo...

que maravilla de articulo sin ningún tecnicismo y aclare muchas dudas que tenia, si algo amat8victoriacuram@hotmail.com
muy mu agradecido y geniales fotos..