EL DOCUMENTAL QUE ESTÁ CAMBIANDO EL MUNDO

Este es el documental THRIVE - PROSPERAR que muestra respuestas contrastadas e inquietantes sobre hechos que no nos permiten prosperar como especie dominante del planeta: estamos sufriendo un ecosistema parasitado y desequilibrado... Todos debemos conocer el problema para decidir como resolverlo. ¿La pastilla roja? ¿Quieres despertar para siempre de tu mundo y conocer la realidad?

lunes

25. ¿Babosas marinas en el acuario?


PROHIBIDO ANIMAL OBJETO DE DESEO


¿Quién no querría tener una animalito así en el acuario? © Foto de Coppertane

La belleza de los nudibranquios, con sus formas redondeadas y colores vivos, hace que tengan una gran multitud de admiradores en todo el mundo. No en vano son criaturas que destacan por su morfología exótica, cincelada claramente con líneas aerodinámicas (sería más apropiado decir “acuático-dinámicas”).

Tanto sus colores como su forma son irresistiblemente llamativos © Steve Childs

Pero no pueden ni deben estar en cautividad. Seguramente alguno de los lectores sentirá verdadera pasión por cuidar uno. A todos los que nos fascina la acuariofília se nos ha pasado por la cabeza la posesión de un nudibranquio. Antes de comprarlo, hemos de pensar en las siguientes consecuencias:
1. No existe actualmente ningún alimento estándar para nudibranquios. El gran problema de mantenerlos en cautividad es no poder alimentarlos: es triste verlos morir agónicamente de hambre. El metabolismo de estos animales los hace resistentes y algunos pueden soportar hasta un mes sin comer, pero pierden colorido y la piel se deshilacha, muriendo finalmente.

Estos espléndidos nudibranquios están condenados a morir de hambre © M. Westermark

2. Todos los nudibranquios viven en perfecta armonía con su entorno físico natural. Es probable que la falta en su ecosistema pueda desencadenar desequilibrios fatales. Cada especie está especializada en un tipo concreto de alimento. Muchos nudibranquios, por ejemplo, sólo comen dos tipos de esponja. Incluso una vez conocido el organismo que alimenta al nudibranquio resulta muy difícil poder desarrollarlo en cautividad. Ante tantas dificultades, mejor dejar este trabajo para los expertos. Son muchos los biólogos y científicos que estudian sus comportamientos de vida bajo condiciones de semilibertad.
3. Actualmente dentro de la acuariofília no se consigue su reproducción en cautividad. Comprarlos significa fomentar su captura indiscriminada en su hábitat natural. Ante la demanda masiva existe el peligro de su extinción. Las consecuencias de la falta de nudibranquios no se puede estimar, pero significaría la pérdida de unos espléndidos organismos y un desencadenante impredecible del desequilibrio en la naturaleza.

La demanda propicia la captura indiscriminada para un final fatal © David Berghens

4. Sus bonitas manchas de colores son tan atractivas, proporcionalmente, como su gran capacidad venenosa. Pueden resultar extremadamente peligrosos mantenidos en un ambiente doméstico. Volvemos a la idea de que es mejor dejarlo para manos expertas.
5. Igual que ha sucedido con otros animales, ahora mismo se conoce muy poco sobre estos organismos tan frágiles. Es necesario que se hagan más estudios y se conozcan mejor sus hábitos. En un futuro es posible que se puedan desarrollar métodos para su mantenimiento en cautividad.

Debemos ser responsables ante estos animales frágiles y hermosos © Minette Layne

Bill Rudman, biólogo experto en nudibranquios recuerda, en el sitio sea slug forum del Autralian Museum (muy recomendable), los siguientes hechos:

Los nudibranquios son muy difíciles de cuidar, pues son muy quisquillosos con la comida: su dieta se limita a uno o dos alimentos concretos. Su alimentación se basa fundamentalmente en esponjas, hidroides, anémonas de mar, y otros animales coloniales más difíciles de mantener en acuarios que los propios nudibranquios. Normalmente los nudibranquios que se adquieren para acuarios están condenados a morir de hambre, pues sobreviven habitualmente sólo dos semanas.

Bill Rudman es un biólogo experto en babosas marinas que atiende consultas en el SEA SLUG FORUM © Daniel Hershman

(...) En general, los nudibranquios no deberían ser vendidos en comercios de acuariofília. El 99% se mueren, pues tanto los comerciantes como los aficionados a la acuariofília carecen de conocimientos sobre su mantenimiento en cautividad. Todos los nudibranquios son carnívoros y tienen una dieta muy específica. Incluso conociendo lo que comen, ya sea un tipo de esponja, coral blando, pólipos... suelen ser organismos delicados que no se comercializan por su fragilidad y en casi todos los casos tampoco sobreviven bajo condiciones de cautividad.

Si se vive cerca del mar y se ha encontrado encallado alguno, puede tenerse unos tres días en un acuario para investigarlo, pero luego es recomendable dejarlo en el mismo sitio donde se encontró para que pueda seguir viviendo.

Es tentador quedarse con estas babosas recogidas en la playa, pero lo mejor es dejarlas otra vez en su sitio

Hay marcas que comercializan supuesto alimento para babosas marinas pero su efectividad es rotundamente nula. Como plantea el biólogo, cada tipo se especializa en alimentos muy concretos. Esto dificulta, incluso de cara al futuro, la creación de comida especifica para estos animales. Tal vez puedan fabricarse nutrientes concretos para cada especie, lo que significaría un precio aumentado por su exclusividad. Con lo cual, mantener estos organismos tampoco resultaría viable para la gran mayoría.

La especialización en la dieta es el principal problema para mantener en cautividad a estos animales

De todos modos, Bill Rudman insiste en que los alimentos comercializados para babosas marinas no son efectivos y resultan un engaño:

No hay alimentos artificiales para nudibranquios. Se venden “algas rojas” manufacturadas para babosas marinas. Solo funciona con especies herbívoras como Liebres de Mar y Aplysia.

Se debe considerar que precisamente los organismos citados no son nudibranquios, son tectibranquios.

Otro grupo de las babosas marinas son los tectibranquios, normalmente más grandes y menos vistosos

Con lo cual, los tectibranquios, sí pueden mantenerse (por acuaristas avanzados) en cautividad... Entonces, ¿qué es realmente una babosa marina?, ¿un nudibranquio? ¿y también un tectibranquio?... ¿En qué se diferencian?

¿QUÉ SON LAS BABOSAS MARINAS?

Los Opistobranquios (subclase moluscos, Opisthobranchia) son casi por completo marinos y reúnen a todas las babosas marinas. Por lo cual, cuando hablamos de babosas marinas estamos hablando de Opistobranquios.

Gráfico esquema sobre las babosas marinas. © José A. Cabello

En general, un gasterópodo sufre durante su desarrollo post-embrionario un proceso de torsión que supone un giro de 180º, contrario a las agujas del reloj, de toda su masa visceral. Esto implica una serie de cambios, a los cuales, estos animales han tenido que adaptarse. Indudablemente, estos procesos han tenido que aportarles una serie de ventajas evolutivas (aunque no se sabe muy bien cuales), ya que los gasterópodos no torsionados se han extinguido.

Estos gasterópodos son el producto de un proceso evolutivo en el que se ha perdido el caparazón o éste ha quedado reducido ©Leedonahoe

La cubierta (concha o caparazón) tiende a ser reducida o incluso puede faltar, y la branquia y el ano se trasladan a la parte posterior del cuerpo. Tienen dos pares de tentáculos y todos son hermafroditas monoicos. Se clasifican en nueve o más órdenes, pero se suele simplificar agrupándolos en dos grandes grupos:
1. Los tectibranquios son de gran tamaño, sin rádula ni mandíbulas, pero con un velo en torno a la boca, y algunos con grandes papilas dorsales caedizas. En el pasado se tomaron erróneamente por planarias parásitas.

La aplysia es hervíbora y puede mantenerse en cautividad. Igual que los cefalópodos, en un intento de preservación, expele un líquido parecido a la tinta.

El ejemplo más conocido es la liebre de mar, aplyisia o huevo de pulpo. Incluye a la familia de los pterópodos.

Cría de Aplysia Californica © National Resource for Aplysia

Sistema de incubación de huevas de Aplysia en la University of Miami © National Resource for Aplysia

Tanques de desarrollo y crecimiento de Aplysia en la University of Miami © National Resource of Aplysia

La aplysia es un animal que ha despertado verdadero interés científico y significa una esperanza para la solución de muchas enfermedades. Estéticamente, como casi todos los tectibranquios, no es tan atractiva ni por su forma ni por su colorido pero es factible su vida, reproducción y cría en cautividad.

2. Los nudibranquios no tienen manto o cubierta, ni tampoco concha. Tampoco poseen verdaderas branquias; en vez de éstas poseen unos apéndices al descubierto en el dorso del manto, o bien alrededor del ano con forma de peine. Su apariencia destaca por su llamativo colorido.

Los nudibranquios son vistosos, carnívoros y tienen generalmente las branquias externas © Leedonahoe

Dentro de los nudibranquios, y según su anatomía, se pueden diferenciar dos grupos:

2.1. DORIÁCEOS. Se caracterizan por tener el manto o capa grande, cubriendo toda la parte dorsal del animal e incluso del pie. Su superficie está cubierta por tubérculos (formaciones berrugosas) y pequeñas espinas. Este grupo destaca por tener como apéndices visibles los rinóphoros en la zona de la cabeza y el penacho de branquias en la parte posterior.

Un bonito y claro ejemplo de Doriáceo, con los rinophoros como cuernos y el penacho de branquias posterior © Juan Delsaz

2.2. AEOLIDÁCEOS. A parte de poseer los rinóphoros y las branquias, su cuerpo está cubierto de apéndices llamados ceras o ceratas (expansiones del manto), y en la parte anterior suelen estar dotados por unos tentáculos desarrollados.

Interesante ejemplo de Aeolidáceo con ceras que recuerdan brazos © Jahaoha Biological Club (Japón)

Por lo tanto, es común la confusión al denominar como nudibranquio a cualquier babosa marina (muy habitual en libros antiguos).

Los nudibranquios, por su vistosidad, son populares entre los acuaristas marinos, pero es un orden de los opistobranquios. En concreto, los nudibranquios son animales no aptos para acuarios pues no soportan la vida en cautividad, cosa que no sucede con los tectibranquios.

Los comercios, ya sea por ignorancia o por la falta de escrúpulos, venden estos animales que no sobrevivirán más de tres semanas con suerte. Se fomenta su demanda masiva, con lo que es capturado sin tregua en su hábitat natural.
.
MORFOLOGÍA DE LAS BABOSAS MARINAS

Los opistrobranquios se desplazan resbalando sobre un podo (pie). La anatomía de estos animales se caracteriza por un gran podo locomotor que cubre todo su diámetro, de cabeza a cola, y que los hace avanzar por una onda móvil. Todavía hay cierta controversia debida a unos pocos casos en los que se aventura que puedan nadar gracias a apéndices que no llegan al grado de aletas (Glaucus Atlánticus).

ANATOMÍA


Cabeza. Se sitúa en la parte delantera, aunque muchas veces es difícil de diferenciar (sobre todo en los Doriáceos). En ella se concentran los órganos importantes de percepción sensorial (rinóphoros, ojos, tentáculos, etc).

Ojos. Son normalmente diminutos y rudimentarios. Son fotosensibles, es decir, no captan imágenes sino los cambios de luz y oscuridad. Reaccionan ante las sombras en movimiento y coordinan el día y la noche. Están insertados en la piel como puntos, a veces ocultos e invisibles, justo delante de su cerebro.

Boca. Se sitúa en la parte ventral. El órgano utilizado para la alimentación es la rábula, una especie de lengua cubierta de dientecillos, cuya forma y número varía en relación a la alimentación

Rinóphoros. (rinóforos) Esta palabra viene del latín rhino (nariz) y phoro (lugar o soporte). Este órgano está capacitado para percibir las sustancias químicas disueltas en el agua. Localizan la comida y a otros miembros de la especie (sobretodo en el momento de la reproducción). Al ser externos y estar en un lugar muy accesible para depredadores, suelen ser retráctiles y los pueden retraer ocultándolos.

Branquias. Son características en todos los Opistobranquios y, en general, en casi todos los animales marinos. Tal como sucede con los pulmones, son estructuras irrigadas por líquido circulatorio en donde se posibilita el intercambio gaseoso, aunque en el caso concreto de los nudibranquios puede ser posible el intercambio en toda la superficie corporal. En Opistobranquios como los tectibranquios (liebre de mar) pueden estar cubiertas (protegidas por la cavidad paleal o por el manto). Los aeolidáceos carecen de branquias, pero las ceras hacen su función.

Ceras o ceratas. Su etimología proviene del griego keratos, que significa cuerno describiendo su forma habitual. Las ceras también pueden tener forma de maza o esfera. Están presentes en los aeolidáceos y básicamente son un saco lleno de líquido circulatorio. Su función es doble: circulatoria y defensiva. En estos apéndices se concentran las células urticantes y venenos que van absorbiendo cuando se alimentan.

HABITAT Y COMPORTAMIENTO DE LAS BABOSAS MARINAS

Cada vez que los buceadores encuentran una pequeña babosa marina lo describen como todo un espectáculo inolvidable

Los opistobranquios se han expandido por todos los océanos del mundo. De hecho, son animales con un gran poder de adaptación evolutiva, pero marcadamente especializada por especies concretas según el alimento que puedan aprovechar. Las diferentes especies se localizan en arrecifes, alta mar, lagunas y riberas.

Estos animales tienen una vida muy determinada por su estrategia alimenticia. Son herbívoros, carnívoros, predadores de otros moluscos o de invertebrados sessili (idrozoi, corales, esponjas, ascidie, briozoi). En la mayoría de ellos la dieta es monótona, incluso muchas especies se nutren exclusivamente de una sola presa. Generalmente coincide que los nudibranquios son carnívoros y los tectibranquios herbívoros.

Los opistobranquios tienen una dieta monótona © Leedonahoe

Los opistobranquios o babosas de mar tienen un aspecto y vida aparentemente indefensa, pero la realidad es bien distinta pues en su mayoría acumulan y expelen sustancias tóxicas o repelentes (producidas autónomamente o derivadas de su dieta), resultando incomestibles para sus depredadores. La gama de colorido, muy vivaz sobretodo en los nudibranquios, son señales inequívocas de advertencia o peligro.

Cuando se captura una babosa marina es frecuente que haga una puesta de huevos por efecto del estrés. No suelen estar fertilizados.

La mayoría de babosas marinas son hermafroditas, lo cual significa que tienen pleno funcionamiento tanto de los órganos masculinos como de los femeninos, aunque no pueden auto-fertilizarse.

Distintas escenas de cópula entre babosas marinas

En muchas especies, en una primera fase funcionan sus órganos masculinos pasando después a la actividad de los femeninos. Parece ser que el esperma se intercambia y se almacena durante un tiempo antes de que los huevos sean fecundados. Esto suele ocurrir durante los meses de primavera y verano.

Cuando un animal tiene huevos fecundados es que ha sido retirado bruscamente de su entorno natural. En cautividad ponen huevos ante una respuesta traumática o shock
.
.
.
Las formas de las huevas son tan diversas y bellas como los propios opistobranquios
..
Algunos grupos de nudibranquios, como los Aeolidáceos, presentan la capacidad de utilizar los nematocistos (células urticantes de medusas, anémonas, actinias,...), provenientes de las presas que ingieren, para su propia protección. Una vez ingerida la presa impiden que los nematocistos se descarguen y, vía digestiva, los pasan a una especie de tentáculos, en la punta de los cuales los colocan, listos para ser descargados al menor contacto con un depredador. Por ello, la efectividad de la respuesta defensiva irá en función de la presa ingerida. Cuanto más potente sean los nematocistos de la presa más lo serán los del nudibranquio que la ingiere. Este proceso recibe el nombre de Cleptocnidia.

Por último, aunque el llamativo color de algunas especies representa una señal de peligro (cosa que aprovechan otras no peligrosas que las imitan), en otros casos se trata de una coloración críptica. Estos bellos invertebrados cuentan con centenares de especies y cada año se descubren unas cuantas nuevas…
.
EXPERIENCIAS CON ÉXITO EN EL ACUARIO
.
Partiendo de la premisa de que tener babosas marinas en un acuario es tarea complicada, dejamos aquí los nombres con un vínculo a sus características*:
.
Aplysia Sp.

Nivel: Sólo expertos
Comportamiento: tranquilo
Características agua: 72-78 ºF, dKH 8 – 12, sg 1.023 – 1.025, pH 8,1 – 8,4
Color: naranja - negro y azul
Dieta: herbívoro
Origen: Indo-Pacífico
Familia: aplysidae
.
Animales que se están reproduciendo en cautividad por especialistas, cuya dieta y cuidados son complejos:

Hermissenda crassicornis
Hypselodoris bullocki
Berghi verrucicornis
.
Animales que pueden mantenerse en acuario bajo condiciones y manos muy expertas:
.
*IMPORTANTE: Los autores de este artículo hemos deliberado sobre la opción de incluir o no estas especies, que podrían vivir en cautividad. Finalmente hemos decidido hacerlo como una información que puede resultar de interés. Actualmente tener babosas marinas es una responsabilidad que requiere de amplios conocimientos en acuariofília marina. Muchos de estos sensibles animales, una vez han terminado el alimento disponible, mueren a los pocos días.
.
NOTA: Sobre los opistobranquios o babosas marinas todavía queda mucho por aprender. Aunque los nudibranquios representan un terreno vedado para la acuariofília, los tectibranquios abren muchas posibilidades. Estos últimos no son tan bellos, pero hay casos como la Aplysia que son estudiados en profundidad y pueden incluso ofrecer soluciones para la medicina moderna. Destacable es la Elysia Clorótica que vive en su estado adulto exclusivamente de la luz gracias a su capacidad fotosintética. Este animal puede mantenerse perfectamente en un acuario.

¿Es una hoja? No, una Elysia Clorótica!!!

VÍNCULOS DE REFERENCIA:

3 comentarios:

ra dijo...

Fantástica entrada al blog, como siempre.
Después de leerlo, casi me considero un entendido en babosas marinas.

Una pregunta, ¿la Elysia viridis es lo que llamas Elysia clorótica o son diferentes?.

Un saludo.

aquaflash - (Josep) dijo...

ra eres muy amable y me siento muy agradecido por tus palabras. Intento explicar las cosas de manera accesible, para aprender.

Por la información que voy recopilando, la Elysia viridis y la Elysia clorótica son diferentes, pero tienen muchos puntos en común:

La E. viridis varía su color desde el verde (=viridis)hasta el rojo vivo, dependiendo del alga que ingiere. Sobretodo come un alga llamada Clodium. Por otro lado la E. Clorótica (morfológicamente más ancha) en su estado juvenil se nutre de alga Vaucheria vitorea -los filamentos verdes que pueden verse en el fondo de la imagen que pongo en el weblog-.

Ambas son autótrofas, pues aprovechan los orgánulos celulares de las algas, es decir, los cloroplastos, responsables de la fotosíntesis(no los digieren, los absorven para uso propio). Éstos siguen siendo funcionales, pero no tengo claro si para el resto de su vida (es decir, alimentándose sólo de luz).

He leído ultimamente que, según experimentos, ambas babosas marinas pueden estar sin comer para siempre, pero en otros sitios he encontrado que no soportan más de nueve meses sin nutrirse de algas... Espero encontrar una fuente fiel sobre esta información.

Un saludo!

orlando vivanco dijo...

Hola, muy bueno el artículo, se que es bastante antiguo pero espero puedas contestar una pregunta, en cuanto a las especies E.clorótica y E.viridis hay información sobre cual es su longevidad en cautiverio?
Soy estudiante de acuacultura y estoy muy interesado en estos opistobranquios ya he trabajado con ejemplares de E.crispata y tal vez en un futuro ejemplares de aplysia dactylomela, espero su respuesta.
Un saludo!